15/02/2010

1743.

Ese aire cálido que embriaga por las noches
Ese rip de portishead en el balcón
Ese carmín que se desgaja del ocaso, en las noches de fiesta que despiertan
Esa intensidad en tu mirada, en tu risa; el carnaval en tu corazón
Xicoténcatl never more, never more… never more
En mis insomnios he caminado ya muy lejos de tu laberinto
Pero queda en mi piel tu deseo por la vida, por la fiesta
Esa costumbre de contemplar el mundo, de poner atención, ‘de morir a diario’
Fuegos artificiales
Espirales de tiempo, de humo blanco, ‘habemus chela’
Entre Mina y Alacio Pérez
Humo de tiempo que entras por mis ojos
Espirales de luz, de magia que alargan los sonidos de la agonía
Junto al sillón del balcón de mi memoria, de mi ocaso
Signos milenarios que aguardan en tus recuerdos
En ese estallido de furia, en la sangre continua de la que hablaba Bukowski
Mármol onírico sobre el que se esculpen los días
Náufragos del tiempo esparcidos en el mar
Bailando con las estrellas fugaces acurrucadas en tu espalda
Te echo de menos Xicoténcatl
A la izquierda, detrás del coche verde.

2 comentarios:

GisReyes dijo...

Uff...remataste como los grandes vechi. Toy orwullosa *w* jaja. TQM y sabes que siempre serás bien recibido a una cuadra del 1743 : ) y habrá pozole cuando avises tu retorno, prometido. ^w^ abacho

Anónimo dijo...

A la izquierda, detrás del coche verde...


Maestrazo!!!!!!


hermes q