07/08/2008

utsuroi

observo el momento en que la flor está por marchitarse
caminamos sobre la cuerda floja del tiempo, entre contingencias
rodeados por eternidades que nos atraviesan
en ese incesante estruendo, hundidos en charcos de concreto
mis huesos hacen implosión y quedan esparcidos en el fluir del río
tan lejano el ayer como la espesa niebla de invierno
como los pájaros que van a morir